ARTÍCULOS + LEÍDOS

- Las claves del ‘hotcake’
[ publicación:09/09/2016, visitas:80507]
- Cómo preparar la sémola de trigo
[ publicación:28/01/2016, visitas:65552]
- Sémola de trigo: propiedades
[ publicación:28/07/2014, visitas:49683]
- El origen de los espaguetis
[ publicación:15/07/2015, visitas:49236]
- El trigo y sus beneficios
[ publicación:08/07/2014, visitas:41254]
- Harina de fuerza
[ publicación:08/04/2015, visitas:31907]
- Valle del Yaqui: el granero de México
[ publicación:09/06/2015, visitas:26582]
- Salvado de trigo: depura y adelgaza
[ publicación:02/10/2015, visitas:25439]
- La dulce historia del pan mexicano
[ publicación:18/04/2016, visitas:21709]
- ¿Por qué comen tanta pasta los deportistas?
[ publicación:05/09/2016, visitas:15522]
- Diferentes tipos de pasta
[ publicación:03/09/2014, visitas:15054]
- Pacas de paja para una arquitectura sustentable
[ publicación:28/05/2015, visitas:13955]
- “El trigo domesticó al Homo Sapiens”
[ publicación:05/11/2015, visitas:12186]
- A todos nuestros Socios Comerciales
[ publicación:26/03/2020, visitas:12140]
- Navidad en México.
[ publicación:14/12/2017, visitas:11414]

Masa de pizza casera: sencilla y crujiente

Te mostramos una fácil y rápida receta para que conviertas tu cocina en una pizzería

Información

Publicación: 19/01/2017
Visitas: 4062

La palabra ‘pizza’ proviene del término latino ‘picea’: pan ennegrecido tras pasar por el horno. En la Edad Media se utilizaban diferentes variaciones de esta receta. Pero la pizza, tal y como hoy la conocemos, es una especialidad napolitana del siglo XVIII con dos virtudes innegables: su fácil elaboración y su delicioso sabor, que admite todo tipo de ingredientes.

Aquí te dejamos una sencilla receta para que la prepares en casa.

Ingredientes / Porciones: 15

• 2 1/4 cucharaditas de levadura seca activa
• 1/2 cucharadita de azúcar mascabado
• 350 mililitros de agua tibia (45 °C)
• 1 cucharadita de sal
• 2 cucharadas de aceite de oliva
• 425 gramos de harina de trigo Maribel

Elaboración

1. Disuelve la levadura y el azúcar mascabado en agua tibia, y deja reposar durante 10 minutos. Luego incorpora la sal y el aceite. Agrega la mitad de la harina y mezcla bien.
2. Coloca la masa sobre una superficie limpia y enharinada. Amasa con cuidado incorporando más harina poco a poco, hasta que no esté pegajosa.
3. Coloca la masa en un tazón engrasado con aceite, y cubre con una toalla húmeda. Deja reposar una hora hasta que duplique su volumen.
4. Presiona la masa con tu puño para eliminar el aire dentro de la misma y forma una bola. Permite que la masa se relaje durante 1 minuto más antes de extenderla con el rodillo.
5. Precalienta el horno a 220 °C. Si vas a hornear la pizza en una piedra para pizza, agrega tus ingredientes favoritos y hornea inmediatamente. Si prefieres utilizar una charola para hornear, engrásala ligeramente y deja que la masa extendida repose entre 15 y 20 minutos antes de agregarle tus ingredientes favoritos y hornearla.
6. Hornea la pizza en el horno precalentado hasta que el queso y la base se vean dorados, entre 15 y 20 minutos.

Fuente:

La mejor masa para pizza



 

Copyright © 2024 MUNSA MOLINOS, S.A. de C.V.