ARTÍCULOS + LEÍDOS

- Harina de fuerza
[ publicación:08/04/2015, visitas:8143]
- El origen de los espaguetis
[ publicación:15/07/2015, visitas:6971]
- La dulce historia del pan mexicano
[ publicación:18/04/2016, visitas:5702]
- Valle del Yaqui: el granero de México
[ publicación:09/06/2015, visitas:5302]
- “El trigo domesticó al Homo Sapiens”
[ publicación:05/11/2015, visitas:4923]
- Pacas de paja para una arquitectura sustentable
[ publicación:28/05/2015, visitas:4058]
- Sémola de trigo: propiedades
[ publicación:28/07/2014, visitas:3456]
- Diferentes tipos de pasta
[ publicación:03/09/2014, visitas:3326]
- Coyotas Mozas
[ publicación:12/05/2014, visitas:3180]
- Munsa entra en la Comercial Mexicana
[ publicación:23/05/2016, visitas:2339]
- Wheatgrass: los secretos del pasto de trigo
[ publicación:28/12/2015, visitas:2256]
- Molinos de trigo, una historia de ‘gigantes’
[ publicación:28/08/2015, visitas:2157]
- Las claves del ‘hotcake’
[ publicación:09/09/2016, visitas:2118]
- Del zaruki al burrito
[ publicación:14/05/2015, visitas:2038]
- Navidad en México.
[ publicación:16/12/2014, visitas:1890]

Atrévete con los raviolis

Te presentamos una sencilla receta de esta deliciosa variedad de pasta que puedes rellenar a tu gusto

Información

Publicación: 31/01/2017
Visitas: 639

Ravioli, plural de la palabra italiana ‘raviolo’ (plegado), es el nombre de un tipo de pasta rellena con diferentes ingredientes, generalmente replegada en forma cuadrada y que se acompañan de algún tipo de salsa, en especial de tomate o pesto. Se refiere a todas las masas de pasta italiana rellenas en donde una fina capa de masa envuelve a un relleno. Cada región tiene su forma y relleno tradicional. Aquí te dejamos una sencilla receta para que sorprendas a la familia.

Para hacer los raviolis vamos a necesitar un molde y la pasta fresca. Los moldes los hay de muchos tamaños, desde raviolis gigantes hasta los más pequeños.

Ingredientes

1.- Para la pasta: Los ingredientes de la pasta tradicional son dos: harina y huevo. La textura de la masa es un poco gruesa, debe ser así para que se mantenga la forma elegida de la pasta, por lo que hay que usar una harina un poco más fuerte de la común. Hay también muchas recetas que incluyen aceite de oliva entre sus ingredientes, pero existe la creencia en Italia de que el aceite no deja que la pasta absorba bien las salsas. Lo mejor es utilizar harina y huevo.

2.- El Relleno: Lo mejor de hacer raviolis es que hay muchas opciones para el relleno, incluido los alimentos que hayan sobrado del día anterior, por lo que podéis conseguir recetas realmente originales y al gusto de la familia.

Preparación

1. Con la masa bien estirada, hacemos láminas del mismo tamaño.
2. Ponemos láminas de base y colocamos el relleno en varios montones sobre ellas, con suficiente separación entre sí para que podamos cortarlas.
3. Colocamos las otras láminas de masa sobre las base con el relleno.
4. Marcamos con los dedos el relleno para que sea más fácil identificar dónde cortar la pasta.
5. Con un vasito pequeño, cortamos alrededor del relleno.
6. Sellamos los raviolis con un tenedor.
7. Ponemos abundante agua a hervir con sal (1 cucharada sopera por 4 litros).
8. Si queremos hervirlos inmediatamente estarán listos en 2 minutos, si las dejáis que se seque 1 hora, es necesario aumentar el tiempo de cocción a 3 minutos. De un día para otro necesita una cocción 8 minutos.

Trucos

• Es muy importante que la pasta recién cortada esté espolvoreada de harina, de lo contrario se pegará y se harán pelotas de pasta que no se podrán despegar.
• No hay que rellenar mucho los raviolis o se saldrá al cortarlos.
• La pasta deberá quedar al dente.
• La masa fresca aumentará un poco de volumen al cocerla.
• Hay que reservar un poco de agua de la cocción de la pasta para añadirla a la salsa y que así quede más jugosa.
• La pasta hervida se conserva sólo un día, como mucho al día siguiente.
• Puedes congelar la pasta, el momento de hacerlo es después de dejarla secar y sin que esté cocida previamente. Durará en el congelador un máximo de 2 meses.
• Versión rápida y fácil: se pueden hacer los raviolis con placas de pasta para lasaña compradas. Hay que remojarlas para que sea más fácil hacer la forma. Y para la masa se puede utilizar, además del huevo, una cuarta parte de sémola de trigo Munsa mezclada con tres cuartas partes de harina.

Fuente:

Cómo hacer raviolis caseros paso a paso



 

Copyright © 2017 MUNSA MOLINOS, S.A. de C.V.

sitio web desarrollado por