ARTÍCULOS + LEÍDOS

- El origen de los espaguetis
[ publicación:15/07/2015, visitas:17904]
- Harina de fuerza
[ publicación:08/04/2015, visitas:17019]
- Las claves del ‘hotcake’
[ publicación:09/09/2016, visitas:15512]
- La dulce historia del pan mexicano
[ publicación:18/04/2016, visitas:11078]
- Valle del Yaqui: el granero de México
[ publicación:09/06/2015, visitas:10739]
- Cómo preparar la sémola de trigo
[ publicación:28/01/2016, visitas:7642]
- Sémola de trigo: propiedades
[ publicación:28/07/2014, visitas:7420]
- Pacas de paja para una arquitectura sustentable
[ publicación:28/05/2015, visitas:6579]
- Diferentes tipos de pasta
[ publicación:03/09/2014, visitas:6493]
- “El trigo domesticó al Homo Sapiens”
[ publicación:05/11/2015, visitas:6095]
- El trigo y sus beneficios
[ publicación:08/07/2014, visitas:5200]
- Munsa entra en la Comercial Mexicana
[ publicación:23/05/2016, visitas:4676]
- Coyotas Mozas
[ publicación:12/05/2014, visitas:4443]
- Molinos de trigo, una historia de ‘gigantes’
[ publicación:28/08/2015, visitas:3688]
- Pan nube: esponjoso y sin gluten
[ publicación:15/11/2016, visitas:3657]

Bizcocho de sémola: una delicia oriental

Este prostre ‘emborrachado’ en almíbar es una perfecta opción para jugar en la cocina con la sémola de trigo cristalino Munsa

Información

Publicación: 03/01/2018
Visitas: 1115

Si estás buscando una receta diferente para sorprender a la familia tienes que probar esta joya gastronómica de la cocina oriental que también es muy típica del este de Europa. En Macedonia, por ejemplo, a esta forma de preparar el bizcocho le conoce como ‘Aravanija’ y es muy utilizada en fiestas y celebraciones. Es sencillo, rico y fácil de hacer con la ventaja de que la sémola le da una textura granulada que combina a la perfección con la suavidad del almíbar. El ‘Aravanija’ es perfecto como postre después de una comida no muy copiosa o como merienda. Al estar emborrachado en almíbar no es muy recomendable tomarlo por la noche, ya que se hace pesado. Esperamos que les guste y que se animen a prepararlo siguiendo estos sencillos pasos:

Ingredientes para el bizcocho:

- 7 huevos
- 100 gramos de azúcar
- 120 gramos de sémola de trigo
- 60 gramos de harina de uso común
- 10 gramos de azúcar vainillado o la ralladura de un limón

Ingredientes para el almíbar:

- 550 gramos de azúcar
- 550 ml de agua

Preparación del Bizcocho

- Precalentar el horno a 180º C

- Engrasar el molde con un poco de aceite

- Tamizar la harina y mezclar con la sémola de trigo. Reservar.

- En un bol batir los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla densa y cremosa.

- Añadir la mezcla de la harina y la sémola en tres tandas e ir mezclando suavemente con una espátula para que no se nos baje la preparación de los huevos y el bizcocho quede suave y esponjoso. Aquí puedes añadir también la ralladura de limón.

- Verter la masa en el molde engrasado y hornear durante 25-30 minutos. Para saber cuándo está listo puedes insertar un palillo en el centro y si sale limpio es que ya está en su punto.

- Una vez horneado lo dejamos enfriar. Recuerda que antes de emborracharlo con el almíbar el bizcocho ya debe estar frío. Podemos hacerle unos cortes en cuadrados o en rombos para ayudar a que el almíbar impregne todo el bizcocho. Cuando lo hayamos empapado con el almíbar es recomendable volver a dejarlo enfriar durante cuatro horas.

- Para preparar el almíbar ponemos el azúcar y el agua en un cazo y para que se mezcle con más rapidez le podemos dar vueltas con una cuchara de madera hasta que empiece a hervir. Cuando entre en ebullición dejamos de mezclar y lo cocinamos a fuego lento durante cinco minutos. Lo apartamos y dejamos enfriar el almíbar unos minutos antes de echárselo al bizcocho.

Fuente:

Bizcocho de sémola de trigo emborrachado en almíbar



 

Copyright © 2019 MUNSA MOLINOS, S.A. de C.V.

sitio web desarrollado por