ARTÍCULOS + LEÍDOS

- El origen de los espaguetis
[ publicación:15/07/2015, visitas:19231]
- Las claves del ‘hotcake’
[ publicación:09/09/2016, visitas:18236]
- Harina de fuerza
[ publicación:08/04/2015, visitas:17877]
- La dulce historia del pan mexicano
[ publicación:18/04/2016, visitas:11726]
- Valle del Yaqui: el granero de México
[ publicación:09/06/2015, visitas:11308]
- Cómo preparar la sémola de trigo
[ publicación:28/01/2016, visitas:8906]
- Sémola de trigo: propiedades
[ publicación:28/07/2014, visitas:8314]
- Diferentes tipos de pasta
[ publicación:03/09/2014, visitas:6846]
- Pacas de paja para una arquitectura sustentable
[ publicación:28/05/2015, visitas:6781]
- “El trigo domesticó al Homo Sapiens”
[ publicación:05/11/2015, visitas:6224]
- El trigo y sus beneficios
[ publicación:08/07/2014, visitas:5880]
- Munsa entra en la Comercial Mexicana
[ publicación:23/05/2016, visitas:4845]
- Coyotas Mozas
[ publicación:12/05/2014, visitas:4624]
- Pan nube: esponjoso y sin gluten
[ publicación:15/11/2016, visitas:4096]
- Molinos de trigo, una historia de ‘gigantes’
[ publicación:28/08/2015, visitas:3877]

Cae otro mito: la pasta no engorda

Científicos de trece países concluyen que los carbohidratos no son responsables de la obesidad

Información

Publicación: 19/07/2016
Visitas: 951

"Si tenemos en cuenta que el individuo debe aprender a comer para mantener el peso deseado durante toda la vida, la mejor dieta del mundo no sirve de nada si no se puede seguir a largo plazo", asegura Marta Garaulet, doctora en Farmacia y Master en Salud Pública por la Universidad de Harvard, y representante española en este grupo internacional del que forman parte investigadores de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Canadá, Estados Unidos, Italia, México, Portugal, Turquía y Venezuela.

En estos tiempos en los que la obesidad y la diabetes están aumentando en todo el mundo, y no sólo en los países occidentales, las pastas y otros alimentos de bajo índice glicémico pueden ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre y también el peso. “Las dietas muy bajas en carbohidratos no son saludables, especialmente a largo plazo”, explicó la investigadora y firmante del informe suscrito por un equipo multidisciplinar de investigadores.

Garaulet, que dirige un proyecto de investigación sobre cronobiología y obesidad, indicó que las milagrosas dietas hipergrasas, junto a las hiperproteicas, tienen efectos adversos en vasos sanguíneos. Además,
disminuyen la capacidad cognitiva, provocan desequilibrios en minerales y están detrás de otras consecuencias menores como halitosis, caída de pelo y dolor de cabeza.

"La dieta se ha de entender como un todo, y se ha de comer una variedad de carbohidratos, grasas y proteínas saludables", precisa Garaulet. Y no es un problema económico. "En contra de lo esperado, comer sano, según demuestran los estudios, es todavía más barato que comer insano", asegura la catedrática de la Universidad de Murcia. “Un niño puede estar obeso, y pasar hambre, con el consumo de dos litros de refresco al día y una bolsa de patatas fritas como único alimento”.

Fuente:

La pasta no engorda, el nuevo consenso internacional de los científicos



 

Copyright © 2019 MUNSA MOLINOS, S.A. de C.V.

sitio web desarrollado por