ARTÍCULOS + LEÍDOS

- Las claves del ‘hotcake’
[ publicación:09/09/2016, visitas:22417]
- El origen de los espaguetis
[ publicación:15/07/2015, visitas:21105]
- Harina de fuerza
[ publicación:08/04/2015, visitas:18839]
- Valle del Yaqui: el granero de México
[ publicación:09/06/2015, visitas:12699]
- La dulce historia del pan mexicano
[ publicación:18/04/2016, visitas:12660]
- Cómo preparar la sémola de trigo
[ publicación:28/01/2016, visitas:10612]
- Sémola de trigo: propiedades
[ publicación:28/07/2014, visitas:9364]
- Diferentes tipos de pasta
[ publicación:03/09/2014, visitas:7295]
- Pacas de paja para una arquitectura sustentable
[ publicación:28/05/2015, visitas:7129]
- El trigo y sus beneficios
[ publicación:08/07/2014, visitas:6843]
- “El trigo domesticó al Homo Sapiens”
[ publicación:05/11/2015, visitas:6389]
- Munsa entra en la Comercial Mexicana
[ publicación:23/05/2016, visitas:5134]
- Coyotas Mozas
[ publicación:12/05/2014, visitas:5025]
- Pan nube: esponjoso y sin gluten
[ publicación:15/11/2016, visitas:4526]
- Molinos de trigo, una historia de ‘gigantes’
[ publicación:28/08/2015, visitas:4225]

¿Cómo hacer frente a una nueva crisis alimentaria?

‘El Niño’ más fuerte de la historia amenaza el sustento y los ingresos de las personas que viven de la agricultura

Información

Publicación: 18/02/2016
Visitas: 855

Al menos diez millones de personas en el mundo padecen hambre a causa de las sequías y las lluvias erráticas debido al calentamiento de la temperatura global y al poderoso fenómeno de ‘El Niño’, que se origina en el Océano Pacífico tropical y provoca trastornos climáticos extremos en todo el planeta, según explica el Doctor Martin Kropff. En 2015 El Niño fue el más fuerte de la historia superando al de 1997, que causó pérdidas económicas en el campo superiores a los 35 mil millones de dólares.

Según la Clasificación Integrada de la Fase de Seguridad Alimentaria (IPC), más de 40 millones de personas necesitarán asistencia alimentaria urgente a lo largo de 2016. Asegurar que los agricultores dispongan de variedades de trigo y otras plantas que toleren los fenómenos climáticos extremos como la sequía o el anegamiento es fundamental para mantener los niveles básicos de producción. También es vital que los agricultores apliquen buenas prácticas agronómicas, como elegir las fechas idóneas de siembra para que los cultivos se adapten lo mejor posible a los cambiantes patrones climáticos.

Otro aspecto básico es el adecuado uso del agua. Las niveladoras de precisión (máquinas que nivelan los terrenos para que el agua fluya de forma uniforme y no se estanque) han permitido a los agricultores del sudeste de Asia ahorrar hasta un 30% de agua en sus plantaciones y obtener mayores rendimientos de grano. Esta medida es sólo un ejemplo de las medidas preventivas que los agricultores están obligados a tomar si quieren obtener el mayor rendimiento de sus cosechas. En este sentido es también fundamental asegurar los cultivos para que los agricultores puedan percibir indemnizaciones en caso de pérdidas originadas por el cambio climático.

Aunque las reservas mundiales de trigo, maíz y arroz son de momento sustanciales, los desastres climáticos están llevando a la agricultura a un territorio desconocido y plantean una amenaza real para los cultivos. “No es momento de ser complacientes”, asegura el doctor Kropff. “Necesitamos tomar medidas preventivas y aumentar las inversiones en investigación agrícola para estar preparados para lo que pueda venir. Sólo así garantizaremos el sustento de la gente y aprenderemos a superar los cada vez más frecuentes desastres naturales”.

Fuente:

¿Estamos listos para hacer frente a una nueva crisis alimentaria?



 

Copyright © 2019 MUNSA MOLINOS, S.A. de C.V.

sitio web desarrollado por