ARTÍCULOS + LEÍDOS

- El origen de los espaguetis
[ publicación:15/07/2015, visitas:17905]
- Harina de fuerza
[ publicación:08/04/2015, visitas:17020]
- Las claves del ‘hotcake’
[ publicación:09/09/2016, visitas:15517]
- La dulce historia del pan mexicano
[ publicación:18/04/2016, visitas:11078]
- Valle del Yaqui: el granero de México
[ publicación:09/06/2015, visitas:10739]
- Cómo preparar la sémola de trigo
[ publicación:28/01/2016, visitas:7642]
- Sémola de trigo: propiedades
[ publicación:28/07/2014, visitas:7421]
- Pacas de paja para una arquitectura sustentable
[ publicación:28/05/2015, visitas:6580]
- Diferentes tipos de pasta
[ publicación:03/09/2014, visitas:6493]
- “El trigo domesticó al Homo Sapiens”
[ publicación:05/11/2015, visitas:6095]
- El trigo y sus beneficios
[ publicación:08/07/2014, visitas:5200]
- Munsa entra en la Comercial Mexicana
[ publicación:23/05/2016, visitas:4676]
- Coyotas Mozas
[ publicación:12/05/2014, visitas:4443]
- Molinos de trigo, una historia de ‘gigantes’
[ publicación:28/08/2015, visitas:3688]
- Pan nube: esponjoso y sin gluten
[ publicación:15/11/2016, visitas:3657]

El secreto de Phelps: pasta antes del oro

El mito de la natación se come un plato de espaguetis antes de saltar a la piscina para dotar a su cuerpo del aporte calórico que demanda la alta competición

Información

Publicación: 15/08/2016
Visitas: 1004

El tiburón de Baltimore, que cerró los Juegos de Río como el deportista más laureado de la historia olímpica con 28 medallas en cinco participaciones, 23 de ellas de oro, tiene en la alimentación uno de grandes soportes de su éxito. Su gran desgaste físico, motivado por sus más de seis horas de entrenamiento diario, necesita un amplio aporte calórico. Y apetito no le falta al mejor atleta olímpico de todos los tiempos. Para desayunar se meta al cuerpo tres sandwiches con huevos fritos, queso, cebolla, tomate, lechuga y mayonesa, una tortilla de cinco huevos, un tazón de avena, tres tortitas de chocolate, tres tostadas y dos tazas de café. Para comer continúa con medio kilo de pasta enriquecida; dos sándwiches de jamón y queso en pan blanco con mayonesa. Y bebe bebidas con suplementos vitamínicos. Y, ojo, para cenar: otro medio kilo de pasta más una pizza grande y más bebidas energéticas.

Pero fue su compañero de equipo Ryan Lochte quién descubrió su secreto alimenticio durante una competición tan exigente como los Juegos Olímpicos, en los que Phelps participó en cinco pruebas diferentes con sus respectivas series, semifinales y final. El nadador estadounidense tiene la costumbre de comerse un plato de espaguetis antes de salta a la piscina, lo que le proporciona la energía necesaria para rendir al máximo en cada prueba.

Gracias a su alto contenido en hidratos de carbono, el trigo aporta mucha energía al organismo. La pasta es un alimento muy completo ya que en su composición se encuentra gran variedad de minerales, como magnesio, fósforo, silicio, calcio, potasio, manganeso, y vitaminas como las del grupo B, C y E, lo que favorece la salud de los tejidos musculares y nerviosos, lo que la hace un alimento indispensable para los deportistas de élite, sometidos a un gran desgaste físico y emocional. El aporte de la vitamina E lo hace muy recomendable para mejorar el rendimiento cardiaco, ya que ayuda a que el colesterol no se oxide y tapone las arterias. Los granos de trigo contienen los cinco nutrientes (carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y vitaminas) que han ayudado a Michael Phelps a convertirse en el mejor deportista olímpico de la historia.

• Foto publicada en Instagram por el nadador Ryan Lochte, que acompaña a Phelps en la imagen

Fuente:

El secreto de Phelps, un plato de pasta antes de salir a nadar



 

Copyright © 2019 MUNSA MOLINOS, S.A. de C.V.

sitio web desarrollado por