ARTÍCULOS + LEÍDOS

- El origen de los espaguetis
[ publicación:15/07/2015, visitas:19232]
- Las claves del ‘hotcake’
[ publicación:09/09/2016, visitas:18239]
- Harina de fuerza
[ publicación:08/04/2015, visitas:17880]
- La dulce historia del pan mexicano
[ publicación:18/04/2016, visitas:11726]
- Valle del Yaqui: el granero de México
[ publicación:09/06/2015, visitas:11309]
- Cómo preparar la sémola de trigo
[ publicación:28/01/2016, visitas:8907]
- Sémola de trigo: propiedades
[ publicación:28/07/2014, visitas:8315]
- Diferentes tipos de pasta
[ publicación:03/09/2014, visitas:6847]
- Pacas de paja para una arquitectura sustentable
[ publicación:28/05/2015, visitas:6783]
- “El trigo domesticó al Homo Sapiens”
[ publicación:05/11/2015, visitas:6225]
- El trigo y sus beneficios
[ publicación:08/07/2014, visitas:5880]
- Munsa entra en la Comercial Mexicana
[ publicación:23/05/2016, visitas:4846]
- Coyotas Mozas
[ publicación:12/05/2014, visitas:4624]
- Pan nube: esponjoso y sin gluten
[ publicación:15/11/2016, visitas:4096]
- Molinos de trigo, una historia de ‘gigantes’
[ publicación:28/08/2015, visitas:3877]

Regreso al origen: el pan está de moda

El trigo y sus harinas dominan el mundo. No es sólo la planta más cultivada del planeta en sus diferentes variantes sino que probablemente ..

Información

Publicación: 12/05/2015
Visitas: 2213

El trigo y sus harinas dominan el mundo. No es sólo la planta más cultivada del planeta en sus diferentes variantes sino que probablemente, y según las reveladoras investigaciones de Robert J. Braidwood (Detroit 1907–Chicago 2003) , el arqueólogo en el que algunos cinéfilos consideran que está inspirado el personaje de Indiana Jones, fue también el primer cereal cultivado por la especie humana. Así lo sostiene el estudio de este ilustre académico de la Universidad de Chicago, que encontró granos de trigo carbonizados del año 6,700 a.C. en el yacimiento de Jarmo (Irak), cuna de los primeros vestigios agrícolas de los que se tiene constancia.

Tras alimentar a la especie humana por más de 10,000 mil años e impulsar su evolución en los cinco continentes, los derivados del Genus Triticum (su nombre científico) experimentan en el siglo XXI una nueva época dorada con el pan como estandarte. El culto a la harina llegó para quedarse en la alta cocina y en las despensas de las amas de casa. Pretzel alemán, Lavash de Armenia, Baozi de China, Naan de India, Bagel de Estados Unidos, Ciabatta de Italia y Pan de Muerto de México son sólo una pequeña parte de un mapamundi gastronómico que muchos se han lanzado a descubrir.

Libros y cursos sobre cómo hacer pan en casa, desde los dirigidos a principiantes hasta clases magistrales para profesionales, foros en internet, cientos de webs, libros, espacios televisivos y el auge de las ventas de las panificadoras demuestran que crece el número de aficionados a meterse en harina. Se ha desatado la locura por la ‘masa madre’, el pan casero y la elaboración artesanal.
Y los expertos lo confirman. "Sí, está de moda", asegura el chef vasco Ybán Yarza, uno de los gurús digitales de esta nueva tendencia, autor del libro ‘Pan casero’ (Larousse) y traductor al español de la Biblia del género: ‘El pan’, de Jeffrey Hamelman. El boom de esta nueva ‘cultura panarra’, como la definen algunos especialistas, ya se aprecia en la calle: el consumidor ha elevado su nivel de exigencia en las panaderías, que han tenido que subir el listón. La miga, olvidada durante décadas por algunos restaurantes, vuelve a las cartas y su apogeo se cotiza en estrellas Michelin.

El pan se ha convertido en el nuevo capricho gourmet siguiendo la estela de la pasión por el agua que inundó los restaurantes a finales del siglo XX. Es el regreso al origen de la gastronomía primitiva. El sabor de lo auténtico conquista los paladares más refinados. Como afirma la propia revista Vogue: “el pan casero se rige como una nueva religión donde todo gira en torno a la masa madre”.

La gourmetización de la cocina y la tendencia a la revalorización de lo simple y artesanal también llegaron al pan nuestro de cada día. Agua tibia a temperatura no mayor que la del cuerpo humano (menos de 37°C), levadura o masa madre, sal, aceite de oliva, harina y el amasado de las manos que le infunden calor y cariño. Luego, la espera adecuada, el horneado y, en el final, el olor del pan. Ésa es la receta. Una vuelta a lo primigenio que no está reñida con la imaginación y las nuevas tecnologías para la fabricación de harinas. Sí, el pan está de moda. Acapara titulares en la prensa y sus noticias inundan la Red. Su expansión es imparable y en MUNSA nos hemos propuesto acompañar su evolución para contártela.

Foto:
sierravalleygirl en flickr

Fuentes:

http://elpais.com/diario/2003/01/18/agenda/1042844411_850215.html
http://www.publico.es/actualidad/vuelta-al-pasado-pan-casero.html
http://thegourmetjournal.com/noticias/el-pan-esta-de-moda/



 

Copyright © 2019 MUNSA MOLINOS, S.A. de C.V.

sitio web desarrollado por