ARTÍCULOS + LEÍDOS

- El origen de los espaguetis
[ publicación:15/07/2015, visitas:19231]
- Las claves del ‘hotcake’
[ publicación:09/09/2016, visitas:18236]
- Harina de fuerza
[ publicación:08/04/2015, visitas:17878]
- La dulce historia del pan mexicano
[ publicación:18/04/2016, visitas:11726]
- Valle del Yaqui: el granero de México
[ publicación:09/06/2015, visitas:11308]
- Cómo preparar la sémola de trigo
[ publicación:28/01/2016, visitas:8906]
- Sémola de trigo: propiedades
[ publicación:28/07/2014, visitas:8315]
- Diferentes tipos de pasta
[ publicación:03/09/2014, visitas:6847]
- Pacas de paja para una arquitectura sustentable
[ publicación:28/05/2015, visitas:6782]
- “El trigo domesticó al Homo Sapiens”
[ publicación:05/11/2015, visitas:6225]
- El trigo y sus beneficios
[ publicación:08/07/2014, visitas:5880]
- Munsa entra en la Comercial Mexicana
[ publicación:23/05/2016, visitas:4846]
- Coyotas Mozas
[ publicación:12/05/2014, visitas:4624]
- Pan nube: esponjoso y sin gluten
[ publicación:15/11/2016, visitas:4096]
- Molinos de trigo, una historia de ‘gigantes’
[ publicación:28/08/2015, visitas:3877]

Un Roscón con historia

La estrella gastronómica del Día de Reyes tiene su origen en una celebración pagana del siglo II a. C.

Información

Publicación: 04/01/2016
Visitas: 1149

No puede faltar en la mesa en el día más importante del año para los niños de medio mundo. El universal ‘Roscón de Reyes’ se toma de desayuno, postre y/o merienda ese día y su víspera. Es el postre de la Navidad y la estrella de la última celebración del periodo vacacional antes de volver a la rutina diaria. Pero este rico dulce, protagonista indiscutible de la sobremesa cada 6 de enero, nada tiene que ver en sus orígenes con el nacimiento de Jesús y la llegada de los Reyes Magos al portal de Belén.

Como explica el bloguero Alfred López, para encontrar su verdadero origen hemos de viajar hasta el siglo II a.C. A mediados del mes de diciembre, tras la finalización de los trabajos en el campo, se organizaba una fiesta pagana de una semana conocida como ‘Las Saturnales’ (en homenaje a Saturno, Dios de la agricultura y las cosechas) en las que se festejaba la finalización del periodo más oscuro del año y el inicio de la luz. Según cuentan los libros de historia: “Era un periodo de fiesta y jolgorio en el que los esclavos estaban excusados de cualquier trabajo y podían pasar esos días de una manera divertida y licenciosa”.

Entre las muchas viandas que se preparaban para tal celebración se realizaba una torta a base de miel y en la que se le introducía algunos frutos secos, dátiles e higos. Este postre se convirtió en uno de los más populares durante la celebración de la ‘fiesta de los esclavos’, como también era conocido el festejo. Se calcula que fue en el siglo III d.C. cuando se introdujo la conocida haba, ya que ésta se consideraba un símbolo de fertilidad, por lo que a aquel que se encontraba en su porción con esta legumbre se le auguraba prosperidad durante el resto de año.

¿Por qué se relaciona entonces a este dulce con la celebración de los Reyes Magos?

La respuesta es sencilla: “tras finalizar la persecución a los cristianos e imponerse esta religión como la oficial en el Imperio Romano, las celebraciones paganas (entre ellas las Saturnales) fueron desapareciendo, pero no así algunas costumbres como la de la torta que contenía un haba y que con los años había ido adquiriendo la forma de roscón”, explica Alfred López.

Algunas fuentes apuntan que, durante un tiempo, la costumbre de introducir un haba desapareció, volviendo a reaparecer a mediados del siglo XIX, siendo escogida la tradicional fecha del día de Reyes para ser degustado y creando alrededor de este dulce toda una parafernalia en la que el afortunado al que le salía la figurita era coronado como el ‘rey de la fiesta’ y al que le salía el haba debía pagar el postre, a la vez de ser nombrado por todos como el ‘tonto del haba’ (origen del insulto español ‘tontolaba’.

No en todos los lugares se mantuvo la tradición de comer este postre, aunque sí quedó bastante arraigada en Francia, donde era muy popular entre la aristocracia y la realeza. Fue así como adquirió gran parte de su actual fama. Las familias se reunían para comerlo y ver quién era el afortunado al que le salía tal preciada legumbre, comenzando a ser conocida tal celebración como ‘el Rey del haba’ (le Roi de la fave).

Fuente:

¿Cuál es el origen del tradicional Roscón de Reyes?



 

Copyright © 2019 MUNSA MOLINOS, S.A. de C.V.

sitio web desarrollado por